¿Cómo seleccionar un sistema de recubrimiento anticorrosivo?

Recubrimiento anticorrosivo

La corrosión es un fenómeno químico que normalmente lo acompaña un cambio estructural o físico en cualquier elemento ferroso, también podemos encontrar cambios en elementos derivados del plástico, cemento, vidrio, entre otros,  los cuales ya no se pudieran llamar corrosión, pero si erosión o desgaste mecánico.

En nuestras plantas normalmente existen áreas de oportunidades para el mantenimiento preventivo producido para la corrosión o erosión por desgaste, que de no ser atendidas en tiempo y forma derivarían un elevado gasto económico para la empresa, el cual podría ser evitado con un tratamiento preventivo. Podemos encontrar otras áreas de oportunidad en estructuras, tuberías o equipos que se encuentran recubiertos de aislamiento térmicos que si bien es cierto evitan el contacto directamente al medio ambiente, estas no se encuentran exentas de la corrosión debajo del aislamiento (CUI). 

Existen zonas geográficas específicas dentro de la república mexicana con mayor presencia de agentes corrosivos más agresivos, siendo esto un factor muy importante que se debe considerar.

Recomendaciones para elegir un correcto sistema de recubrimiento anticorrosivo 

1.-Identificación del medio ambiente.

Definir la zona geográfica de nuestra instalación considerando todas las condiciones que estén relacionadas las cuales pueden ser: rango de temperatura ambiental, porcentaje de humedad, salinidad del ambiente, etc.

2.- Necesidades a cubrir en  la ingeniería del sistema

Esto implica la revisión de los factores para la operación del área que será recubierta.

3.- Selección del componente.

Una vez definidas las necesidades de ingeniería del sistema,  se identificará el tipo de acabado y color necesario a aplicar.

Composición de un sistema de recubrimiento anticorrosivo

Primer paso: Elegir un correcto sistema de limpieza de superficie y generación de anclaje de acuerdo al producto que se instalará, este se especifica en la ficha técnica de cada producto.

Segundo paso, Primario: El recubrimiento primario será la base de nuestro sistema, esta irá en contacto directo con el área a proteger, y será seleccionado en base a las necesidades de nuestro proceso operativo.

Tercer paso, Enlace: Generalmente se aplica un recubrimiento enlace que sirva para generar la amalgama entre el primario y el acabado que se tendrá en el sistema. Existen sistemas o procesos que omiten este punto.

Cuarto paso, Acabado: Este será la presentación final de nuestro producto y aquí se deberá de definir los puntos más importantes como lo son el color final, temperatura de operación y la resistencia mecánica algunas veces derivada del espesor que se aplicará.

En resumen, la clave del éxito para obtener un sistema anticorrosivo duradero y eficiente se encuentra en la correcta selección de los productos en base a la necesidad que se presente.

COMPARTIR

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Otros ARTÍCULOS

Nuestros Servicios

aislamiento termico

aislamiento
térmico

aislamiento acustico

aislamiento
Acústico

sistema reusables

Sistemas
Reusables

sandblast y pintura

sandblast
y pintura

sistemas intumecentes

sistemas
intumescentes

sandblast y pintura

sistemas
ignifugados

Al continuar navegando en nuestro sitio web o hacer click en el botón ACEPTAR está aprobando el uso de cookies. Lea nuestra Política de Privacidad